Trayectoria

Guillermo Forchino nace en la ciudad de Rosario, Argentina, en el año 1952. Cursa estudios en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Rosario, donde obtiene el diploma de Licenciado en Artes Visuales.

En 1981, becado por el gobierno francés, estudia Restauración y Conservación de Obras de Arte en la Universidad Panthéon-Sorbonne de París.

En el año 1984, regresa a la ciudad de Rosario donde se instala y abre su propio taller de restauración de obras de arte. Ese mismo año, es nombrado conservador-restaurador del Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino.

Entre los años 1985 y 2002, crea obras que hacen referencia al mundo de las clínicas psiquiátricas y de los asilos de ancianos. Estos trabajos son principalmente exhibidos en Argentina, en una serie de exposiciones intituladas « Desafinados » realizadas junto a los artistas Porta y Castaño.

Sin abandonar esta temática, a partir de los años noventa, crea nuevas obras en resina poliuretano, en las que asoman el humor y la ironía. Éstas son editadas en serie y luego distribuidas en numerosos países.

En el año 2016, luego de numerosas exposiciones en Argentina y Europa, el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa de la ciudad de Rosario organiza una retrospectiva de su obra « The Comic Art », bajo los auspicios del Instituto Francés de Argentina y de la Alianza Francesa de Rosario.

En 2017 participa en la muestra « La Mirada Negada » en la Fundación Osde de Rosario. Los temas abordados son la enfermedad, la vejez, la soledad, la política y particularmente la distanasia o ensañamiento terapéutico en la instalación titulada « Basta ».

En el año 2018 Forchino participa en la muestra colectiva “Aquellos Bárbaros”, en el Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino de Rosario, donde expone esculturas de los años 80 de la serie “Desafinados”.

En octubre del 2019 realiza una exposición colectiva en la Facultad de Bellas Artes de Rosario. En esta muestra Forchino aborda el tema de la contaminación ambiental a través de personajes indiferentes a la gravedad de la creciente emergencia climática.

Guillermo Forchino vive y trabaja entre Rosario y París.

Más detalles.